Adolfo Gil Zamora

    Periodo 1965-1967.

    Nació en Navojoa, Sonora, el 23 de junio de 1918. Cursó la primaria en la Escuela Talamante de su ciudad natal.  Ingresó al servicio, el primero de septiembre de 1935, como maestro rural "B", en la Colonia Jordán de Empalme. La mayor parte de su trayectoria magisterial, la desempeñó en la Escuela Primaria Urbana Federal "Héroe de Nacozari" del mismo municipio. Se jubiló en 1968.

    Paralelamente a su actividad docente, por necesidades de carácter económico, solicitó empleo y fue contratado como obrero por la empresa del ferrocarril en Empalme, donde trabajó en horario nocturno.

    En el gremio ferrocarrilero tuvo una destacada participación.  Fue secretario de Organización de su sección sindical, así como delegado en las diversas negociaciones colectivas de trabajo con la empresa.

    En 1938 se afilió al Partido de la Revolución Mexicana (PRM), organismo que en 1946 se convertiría en Partido Revolucionario Institucional (PRI). Su actividad en el ámbito político fue ampliamente reconocida en la población que lo adoptó como hijo. Ocupó, entre otros, los siguientes cargos: comisario, antes de que Empalme fuera municipio; recaudador de impuestos del mercado; síndico municipal; regidor por tres ocasiones; secretario del ayuntamiento y oficial mayor del mismo.

    Fue representante de la FSTSE en la localidad, y miembro distinguido de la Logia Masónica No. 17 del Rito Escocés de Empalme.

    En el medio sindical del magisterio tuvo una intervención de primera línea. Fue uno de los fundadores de la Sección 28. En 1943 participó como delegado en el Congreso Constituyente del SNTE. De 1962 a 1965 ocupó la secretaría de Organización del Comité Ejecutivo Seccional, y de 1965 a 1967, tuvo el cargo de secretario general de la propia Sección, máxima representación en el estado. Su periodo concluía en junio de 1968, pero no lo terminó; solicitó licencia por enfermedad el 24 de noviembre de 1967; lo sustituyó el suplente, Ramón Reyes Rivera.

    Murió el 16 de septiembre de 1993. Antes de ser sepultado, su cuerpo fue trasladado al edificio social de la Sección 28, donde se le rindió una guardia de honor.